Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestro servicio y la experiencia de nuestros usuarios. De seguir navegando entendemos que estas de acuerdo con lo anterior.

Acepto Más información

¿Y tu servicio o producto sigue siendo relevante?

Debido a los enormes cambios que han sufrido las economías globales, muchos productos o servicios se han comprometido respecto a su relevancia en el mercado. ¿Cómo saber si tu producto o servicio aún es relevante? ¿Puede mantenerse a flote? 

A continuación mencionamos algunas preguntas que cualquier dueño de negocio debe de realizarse para evaluar si su producto o servicio puede sobrevivir a los mercados del futuro o si necesita un cambio. 

 

  • ¿Qué me posiciona en el mercado? 

 
¿Precio? ¿Innovación? ¿Accesibilidad? Existen muchos factores que te ayudan a diferenciarte, pero debes identificar muy bien cuáles son esas propuestas de valor para que puedas comparar con las de la competencia y así ver si estás a la par o, mejor aún, los superas. 

 

  • ¿Debo modificar mi cadena de suministro?

 
Es importante encontrar eslabones que pudieran comprometer la relevancia del producto o servicio. ¿Qué puedes mejorar para hacer el proceso más eficiente? ¿En qué puede ayudar al producto?

 

  • ¿Mi personal está capacitado para lidiar con los nuevos procesos?

 
Pandemia o no, siempre ha sido necesario estar constantemente diagnosticando las actualizaciones y capacitaciones necesarias para mantenerse activo. Ahora, especialmente, hay que analizar las nuevas tendencias que irán a la par de nuevas regulaciones y protocolos de seguridad. 

 

  • El estado actual de ventas, ¿está relacionado directamente a la situación económica global?

 
Vivimos una situación extraordinaria y hay que puntualizar la relación entre las ventas y la situación económica global. ¿Es temporal? ¿Fue positiva o negativa? ¿Se mantuvo? Cada respuesta implica algo diferente que sólo aplicará a tu caso, pero se debe tomar en cuenta para saber si seguir por la misma línea (con mejoras, claro), o innovar de alguna manera para evitar volver a caer en lo mismo. 

 

  • En caso de decrecimiento en ventas, ¿existe un panorama claro respecto a la normalización y crecimiento de esos números?

 
Comprender si la reactivación económica y nivelación de los mercados aporta a un crecimiento, te ayudará a confirmar tu solidez en el mercado. O, de no ser así, te llevará a buscar alternativas para lograrlo. Al final de cuentas, no es ni la primera ni la última crisis que habrá en el mundo. 

 

  • ¿Tu modelo de negocios es lo suficientemente resiliente para soportar una situación similar en un futuro próximo?

 
Como ya dijimos, siempre hay una siguiente vez. Esperemos que sea muy diferente a la actual, pero es importante realizar proyecciones financieras respecto a la posibilidad de sobrevivir un evento similar a la pandemia causada por el COVID-19. Esto te ayudará a enfrentar cualquier situación con la menor probabilidad de riesgo. ¡De todo lo malo sale algo bueno! 

 

  • ¿Qué innovaciones tecnológicas han implementado compañías del mismo ramo que no has incluido en tus procesos? 

 

Siempre hay que evaluar a la competencia, y en este caso específicamente hay que comprender qué tipo de innovaciones pudiesen dejarte fuera del mercado. No sólo porque quedarías obsoleto, sino porque también hay que elevar los niveles de productividad con las nuevas oportunidades que vayan surgiendo. 

 Y tú, ¿ya te hiciste estas preguntas? ¡Es momento de iniciar! 

En Panamá Pacífico nos preocupamos constantemente porque las compañías que nos eligieron para operar crezcan y evolucionen con los avances sociales que existen. Durante la pandemia crecimos muchísimo e incluso se aceleraron unos procesos que ya habían comenzado a ser tendencia. Así que ¡no debemos quedarnos atrás! 

 

Fuente: EY, Bage

También podría interesarte