Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestro servicio y la experiencia de nuestros usuarios. De seguir navegando entendemos que estas de acuerdo con lo anterior.

Acepto Más información

Lecciones del Home-Office que llevar a la oficina

La pandemia nos ha dejado muchas lecciones, desde cuidado personal hasta valorar nuestros tiempos y nuestros espacios. Muchas personas tuvieron la oportunidad de participar en dinámicas de Home-Office en sus empresas. ¿Qué lecciones nos llevamos de esto?

Esa junta pudo ser un correo

La facilidad de agendar juntas en un ambiente de oficina propiciaba la reunión de los empleados de sobremanera. Si bien estas dinámicas podían ser muy productivas y temas fuera de los acordados pudieran surgir, hemos aprendido a optimizar nuestros tiempos. Además, ahora todos podemos comprender lo que conlleva para una persona cuyo trabajo siempre ha sido en modalidad Home-Office el tener que dejar su lugar de trabajo y transportarse hasta la oficina por una junta que, pudo ser un correo. 

Desarrolla interés por las tecnologías

Muchas personas no estaban capacitadas para utilizar las tecnologías a su favor y optimizar procesos a distancia. Si bien, en su mayoría, estos son requisitos básicos para muchas empresas, la realidad de las cosas es que las aplicaciones y plataformas superaron de una manera u otra a algunos elementos del personal. Tenemos que buscar la innovación de manera natural.

Mejora tus expectativas

Muchos aprendimos gracias al home-office que existía mucho tiempo muerto en nuestro día a día en la oficina. La existencia de estos tiempos muertos no es el conflicto, si no el conflicto es la relación que puede tener esto con tu productividad. Establecer mayores y mejores expectativas y metas para el día a día ayuda a obtener mejores resultados.

Conocer los límites

Debido al home-office, mucha gente se perdió en los límites de los horarios de disponibilidad y trabajo para ellos y sus compañeros. Desde trabajar a muy tempranas horas de la mañana hasta altas horas de la noche. Los tiempos restringidos de un trabajo de oficina limita estas interacciones, pero es importante recordar que el descanso es necesario si de verdad se quiere ser productivo. 

Reforzar comunicación y establecer metas

Para muchos equipos de trabajo la supervisión trascendió a la entrega de resultados. Y es que si en un contexto de oficina la supervisión permite medir el trabajo de la gente, en un contexto de home-office el trabajo se puede medir por medio de entregables, de una manera más eficiente. Optar por estas dinámicas puede mejorar la satisfacción de los trabajadores.

Tenemos que abrazar el home-office como una dinámica de optimización laboral. Afortunadamente, poco a poco estamos volviendo a las oficinas. Pero eso no quiere decir que debamos volver a las mismas prácticas. ¡Al contrario! Hay que aprender de las excelentes rutinas de trabajo que encontramos desde casa para asegurarnos que cada minuto en la oficina sea más valioso. 

 

Si aún no tienes oficinas en Panamá, ¡mira las que te ofrecemos! Todas son flexibles para adaptarse a tus necesidades y a los nuevos protocolos de seguridad necesarios para operar en esta nueva normalidad. 

Fuentes:
TechRepublic, Chameleon Collective

También podría interesarte