Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestro servicio y la experiencia de nuestros usuarios. De seguir navegando entendemos que estas de acuerdo con lo anterior.

Acepto Más información

Esta estrategia te ayudará a comunicarte mejor con los empleados

Muchos expertos aseguran que la clave del éxito en cualquier empresa es la comunicación, especialmente porque ésta, cuando es efectiva, ayuda a fidelizar a los trabajadores y a incrementar su productividad. Además, puede hacer que predomine un ambiente armónico en donde todos pueden comunicarse de la mejor manera, evitando así confusiones, malentendidos, suposiciones, rumores y el mal uso de canales comunicativos que distorsionan los mensajes.

Y como un gran porcentaje de esta efectividad en el proceso comunicativo recae sobre el jefe, te presentamos algunas preguntas clave que debes hacerte y que te pueden ayudar a comunicarte efectivamente con cualquier equipo de trabajo.

  • ¿Cuál es la situación actual?

Observa e identifica los procesos de comunicación entre los empleados y la manera en que se dirigen a ti. Muchas veces no se comunican con soltura y comodidad porque sienten una mala actitud que los aleja de los directivos.

  • ¿Cómo es el grupo? 

Analiza las diferencias entre los miembros, tanto geográficas, como culturales y personales. Estos componentes son importantes para saber cómo se desenvuelve la comunicación.

  • ¿Qué tanto estás dispuesto a escuchar?

Los empleados poseen muchísima información de interés, pero para evitar ser ignorados prefieren permanecer en silencio. Como jefe, debes mostrarte libre de prejuicios y tener disposición para escuchar la información que los empleados quieran dar.

  • ¿En qué nivel está tu interés?

Los trabajadores deben sentir que verdaderamente estás interesado en escucharlos: toma notas, da sugerencias, haz preguntas y enfócate en los detalles. Además, trata de no interrumpirlos para mantener su motivación de expresarse.

  • ¿Estás calmado?

Cuida la gestualidad de tu cuerpo y no te alteres cuando escuches cosas que te parecen poco coherentes. Dirige tu mirada al empleado, evita distracciones y de preferencia mantén los brazos extendidos para transmitir comodidad.

  • ¿Estás usando el canal correcto?

Por último, pero no por eso menos importante, establece el canal de comunicación que es más efectivo entre el equipo. Así evitarás que el mensaje llegue a todos los empleados o, peor aún, que llegue de manera equivocada.

Haciéndote estas preguntas diariamente podrás no sólo mejorar la comunicación con los empleados y motivarlos a expresarse más, sino también a crear un ambiente de confianza que encima deje muy claro los objetivos de todo el equipo por igual. Así que comienza hoy mismo a escuchar y establecer el método y estilo de comunicación que más beneficiará a tu equipo. ¡Así garantizarás el nivel de productividad que necesita tu empresa!

Fuente: Web y Empresas

 

 

 

También podría interesarte