Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestro servicio y la experiencia de nuestros usuarios. De seguir navegando entendemos que estas de acuerdo con lo anterior.

Acepto Más información

¿Cómo mejorar la productividad de los empleados?

Mejorar la productividad laboral debería ser una prioridad para las organizaciones de esta era, pues no sólo les permite lograr alcanzar el éxito empresarial, sino que lo hacen de una manera más rápida y eficiente. Sin embargo, no sólo se trata de exigir mucho trabajo en la menor cantidad de horas. También implica implementar técnicas que sean positivas para trabajar en la autoestima y metas de los empleados. 

A continuación te damos una lista de las mejores estrategias para mejorar la productividad en los empleados. 

  • Establece una buena organización interna. 

Para que los empleados puedan percibir fácilmente sus tiempos y la dificultad de sus tareas, las rutinas de trabajo son ideales. Así, cada uno podrá encargarse por completo de sus actividades y elegir las herramientas necesarias.
Esto también implica saber priorizar las tareas que se deban ejecutar y tener un control de las que se van completando y las que se van añadiendo. 

  • Implementa estrategias para enfrentar crisis. 

Los equipos de trabajo deben ser capaces de superar los problemas de forma rápida y eficaz, pues éstos son más comunes de lo que quisiéramos y la productividad no debe verse afectada por ellos. La mejor manera de lograrlo es formando a los empleados ante posibles crisis para que puedan evaluar y tomar decisiones de forma apropiada. 

  • Invierte en buenos equipos y su mantenimiento.

Las empresas deben invertir en material y tecnología apropiada para que los empleados lleven a cabo sus tareas correcta y eficazmente. Así, evitarán los retrasos por un mal funcionamiento. 

  • Ten una buena comunicación organizacional.

El flujo de información entre departamentos es imprescindible para mejorar la productividad. Los diferentes equipos deben construir puentes para que todos se conozcan y estén familiarizados con sus funciones. 

Además, la alta gerencia debe ser muy clara con los objetivos y debe fomentar la confianza para que los empleados sientan que pueden expresarse con seguridad y expresar sus ideas con base. 

  • Motiva y estimula a los empleados.

Por último, lo más importante es crear un ambiente seguro y positivo de trabajo. Reúnete regularmente con tu equipo y comparte las situaciones que van bien y las que pueden mejorar. Fomenta el intercambio de ideas y celebra a los empleados que se dan a destacar. De ser posible, recompensa de alguna forma el trabajo bien hecho. Y también procura delegar trabajo, ya que los empleados perciben confianza y le da mayor autonomía para tomar decisiones. 

Estas son tan sólo algunas de las muchas tácticas que se pueden hacer día a día para elevar la productividad. Si te das cuenta, realmente la clave es incrementar el vínculo de los empleados con la empresa. 

¿Y tú qué otras estrategias utilizas para mejorar la productividad laboral? 

 

Fuente: Emprende Pyme, Alto Nivel

 

También podría interesarte