Emprendedor, motivación, vida, negocios, home office, pandemia, coronavirus.

Cómo crear un espacio de trabajo que te motive

Un espacio de trabajo debe contar con elementos que nos hagan sentir en armonía. ¿Cuántas horas al día pasas estando en él? Gran parte de nuestro día la pasamos en ese espacios, por lo cual es muy importante que cuente con las condiciones óptimas que favorezcan nuestra productividad. Aquí te compartimos algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu espacio. ¡Siéntete libre de modificarlo usando tu creatividad!

  1. La importancia de la iluminación

Cuando hablamos sobre una oficina cómoda, uno de los detalles más importantes que se deben tener en cuenta es la cantidad de luz que tenemos disponible en dicho espacio. Elige un lugar que tenga una buena entrada de luz natural. Si no cuentas con uno, asegúrate de contar con la suficiente luz artificial, usando focos blancos con los que puedas regular la intensidad con la que brillan.

  1. Escritorio y sillas propios para oficina

Uno de los problemas más comunes de trabajar en el hogar es el mobiliario que tenemos disponible, sobre todo una silla y un escritorio adecuados. Una silla que no cuida tu postura puede afectar tanto tu salud, como tu productividad durante tus horas laborales e incluso fuera de ellas, en aspectos familiares o sociales. Invierte en una silla ergonómica que procure una buena postura y que reduzca todos los malestares que una mala posición pueden traerte.

  1. Plantas, ventanas y detalles

Tal vez se eche de menos estar en contacto con tus compañeros de trabajo, o con clientes. Pero estar en contacto con la naturaleza puede también ser una gran herramienta para mantenernos motivados durante nuestro tiempo de home office. La luz del sol puede motivarte y evitar ese sentimiento de sentirte aislado, mientras el aire fresco te mantiene saludable. De acuerdo a la EPA, el aire al interior es de dos a cinco veces más tóxico que el aire exterior. Si no cuentas con acceso directo a alguna ventana que pueda brindarte ventilación, mantén cerca de ti plantas de interior que te ayudarán a purificar el aire.

  1. Elige una paleta de colores

Es verdad que el blanco tiende a maximizar los espacios. También es cierto que colores más profundos y con mayor saturación resultan, en ocasiones, sobre estimulantes. Pero existen varias tonalidades intermedias que pueden ayudarte a elevar tu concentración. Si te gustan los tonos neutrales puedes elegir un color marfil, o algunos tonos grises. Si tu estilo es más de colores vivos, considera ir por tonos suaves para las paredes y guardar los tonos saturados para los detalles y pequeñas acentuaciones de color.

  1. No distracciones

Asegúrate de elegir un espacio alejado de distracciones. Esto significa que debes permanecer lejos de ruidos molestos y debe permitirte tener privacidad en caso de que necesites atender una llamada.

Si sigues trabajando desde casa cuéntanos. ¿Cómo acondicionaste tu espacio de trabajo? ¿Qué trucos usaste?

Fuente: Wrike Blog